QUÉ ES EL RPET

¿Aún no conoces el plástico que es sostenible?

¿Has visto en alguna ocasión ese subtítulo en un producto envasado que asegura que está “hecho con plástico reciclado”? Pues seguramente se esté refiriendo a nuestro nuevo amigo, el tereftalato de polietileno. Bueno, también conocido como PET 100% reciclado, claro. Pero ¿qué es exactamente?

Pues se trata de un poliéster aromático, probablemente el más usado en la actualidad para la fabricación de envases y otros muchos usos.

Entonces, ¿estoy confirmando que existe plástico hecho de materiales reciclados? Efectivamente. Y eso lo convierte en ecológico y, en este caso, altamente reciclable.
Es posible incluso que tengas algún objeto de este material por alrededor tuya y ni siquiera lo sepas.

Desde bolsas de tela, pasando por envases, hasta tejidos, lanyards o paños de microfibra.

DE DÓNDE SURGE Y CÓMO SE RECICLA

Los plásticos para reciclar han de fundirse hasta convertirse en una masa que después será moldeable, en forma de hilos, para mezclarlos con fibras de algodón. Y ahí ya se pueden realizar los productos deseados.

Este material convierte una tercera vida incluso en algo muy posible, ya que no contiene cartón o aluminio, como los celebérrimos Tetra brick.

El plástico, ese amigo inseparable del petróleo, ya no hará falta. Lo cual hará que podamos ahorrarnos los dos, que ya conocemos su poder de contaminación sobre el medio ambiente.

¿Esto quiere decir que la conversión del rPET es menos contaminante?

¡Has dado en el clavo! Se generan muchas menos emisiones de CO2. Así reducimos carbono, dióxido de azufre y fosfatos.

Es procesable mediante inyección, soplado, inyección-soplado y extrusión.

Su reciclaje supone una disminución considerable en la huella de CO2 respecto del PET estándar, bastante más ecológico que el vidrio, por ejemplo.

¿Cómo se ha convertido en rPET?
Este plástico, que primigeniamente pudo ser una botella de plástico, se ha metido en el contenedor que toca (ya sabes cuál) y ha ido desde la planta de reciclaje hasta la fábrica de tejidos.

¿Cómo se logra esto?

Muy fácil.

El reciclaje del PET tiene múltiples ventajas:

– Se emplea menos materia prima petroquímica virgen y se reduce el consumo de energía y materias primas naturales.

– El rPET es PET reciclado. Es decir, ya está teniendo una segunda vida y va camino de la tercera.

– Mientras menos uso de energía, menos emisiones de gases de efecto invernadero (CO2).

Sus características son: elevada pureza, su transparencia, resistencia química, ligerencia, no toxicidad, flexibilidad y protección.

PARA QUÉ SIRVE

Este material, con las mismas propiedades del poliéster, pero sin ser tan devastador.
Sirve para producir envases para bebidas y otros alimentos, tales como carnes, platos preparados, dulces, ensaladas o quesos.
Se usa para producir fibras textiles, en productos como pañuelos, fundas y cintas, gracias a su larga durabilidad.
También se producen envases para cosmética y farmacia, láminas, planchas, e incluso piezas.
Además de losetas de suelo, mochilas o macetas, es el material perfecto para productos de oficina, así como neveras, paragüas, mochilas, botellas, bolsos.

¿Ya te lo estás imaginando con tu logo?
¡Has tardado mucho!

  • Alta tolerancia al calor.
  • Flexibles.
  • Impermeables.
  • 100% reciclable.
RPET
Etiquetado en: