QUÉ ES EL PLA

¿Hasta dónde llega el progreso? Pues bien se podría decir que es algo que siempre está en evolución. Mientras continuemos respirando, lo haremos caminando hacia adelante. Cada vez surgen más opciones de entretenimiento o por cubrir necesidades. He ahí donde entra nuestra conciencia. En esta ocasión, estamos hablando de las impresiones en 3D. Las más fáciles de imprimir son las impresoras 3D FDM, que operan con un material con el que quizás no estés tan familiarizado. Hablamos del PLA, un tipo de filamento hecho con energía sostenible y más seguro que muchos de los que usamos en la actualidad de forma más asidua.

VENTAJAS E INCONVENIENTES

No te asustes con lo que te voy a decir a continuación. El PLA es ácido poliláctico realizado a base de ácido láctico y lactida. Ya, ya sé que suena regular, pero déjame explicarte. Es un tipo de almidón que se extrae de materias primas naturales como el maíz, al que se le añaden unas enzimas. Aunque su procedimiento es bastante parecido a los plásticos hechos con base de petróleo, en esta ocasión su proceso de elaboración es sostenible.

Su biodegradabilidad nos deja un poco más tranquilos. Sin embargo, no hay que perder de vista que solo lo hace en unas condiciones concretas. Esto implica que no se degrada en la naturaleza sin la ayuda de un factor externo. En otras palabras, habría que proporcionarle la temperatura y humedad correctas. Si lo comparamos con el PTFE, el PLA es más duro y se funde a una temperatura más baja.

Y como una de sus principales propiedades destacamos que es adhesivo y se retira fácilmente de varias formas de cinta.

PARA QUÉ SIRVE

Como ya te puedes imaginar, el PLA es el segundo bioplástico más consumido, lo que implica su utilización para el envasado de productos comestibles. Esto se debe sobre todo a que producirlo es más económico que otros que usan el petróleo en el proceso. Y, como es evidente y se ha comentado anteriormente, mucho mejor para el medio ambiente. En todos los sentidos.

Por eso, los expertos y empresarios se han decantado por comenzar a usarlos para no solo recipientes para alimentos, también para botellas y cubiertos desechables. No obstante, su uso va más allá. Se está usando para implantes médicos que abarca desde tornillos y varillas hasta mallas o alfileres.

Sin embargo, y lejos de seguir la misma estela, también entran dentro del alcance del PLA la ropa deportiva, material de tapicería, productos de higiene y pañales.

Como veis, es todo un descubrimiento este PLA.

Si queréis seguir ampliando conocimientos sobre este material, prueba botes o moldes realizados con PLA. Aunque, a decir verdad, seguro que tienes algo muy cerca ¡y no te habías dado cuenta!

  • Sostenible y más seguro.
  • Biodegradable.
  • No lanza emisiones tóxicas.
  • Productos fuertes y resistentes.
PLA
Etiquetado en: