PORQUÉ USAR CORCHO

Menos mal que vamos a hablar de este material, porque no puedo ocultar mi fascinación por el corcho. Siempre he tenido la misma idea que seguro se te está pasando por la mente: corcho es igual a tapón. Y poco más.

¡ERROR!

De hecho, aquí va el consejo de la semana:

Si ves un alcornoque, no huyas.

Rescatar un poco de corcho puede dar lugar a un sinfín de mejoras en tu entorno.

Pero, al margen de fanatismos, esto es serio.

¿Por qué es importante usar el natural cork?

La respuesta es bastante sencilla. Cualquier forma de evitar el uso del plástico es una salida. Pero no todos los sucedáneos son iguales de válidos para según qué cosas.

De hecho, aquí va una curiosidad antes de entrar en materia: ¿Sabes por qué se usa en las botellas de vino? Por extraño que pueda parecerte, influye de manera directa en el sabor y en las propiedades organolépticas del vino. Le proporcionan matices, le ayudan a formar el carácter y a su mantenimiento durante décadas.

Dicho esto, vayamos un poco más allá.

VENTAJAS Y COMO SE RECICLA

¿Es cierto que se puede reciclar? ¡Y no solo eso! Hacerlo no contamina lo más mínimo.

Igual te está pasando por la cabeza que obtener corcho es casi tan devastador como el papel.

¡Ni mucho menos!

Porque para la obtención del corcho no se necesita talar árboles. Es lo más parecido a coger una manzana que está a punto de caer. Volverá a generar más. Es su ciclo. Nosotros no intercedemos en él. Solo hay que separar la corteza del tronco, algo que vuelve a regenerarse en cuestión de poco tiempo.

El corcho se adapta a todo, incluso a condiciones climáticas extremas. De ahí la importancia de que aprendamos a usarlo de forma racional para así poder reemplazar materiales dañinos para el medio ambiente.

¿Qué tiene el corcho que no tenga otro material?

¡Lo más importante y en lo que no habías caído! Es aislante, impermeable, posee peso ligero y es elástico.

Ahí es nada.

PARA QUÉ SIRVE

Ya, pero… solo hay con forma de tapón, estarás pensando.

¡Tiene infinidad de formas!

Granulas, bloques, molido o paneles, entre otros.

Por supuesto, ahora que te pones a cavilar, te están viniendo a la mente todo en lo que se puede convertir. Ya, ya te estás acordando de ese monedero, ese bolso o esa lámpara realizada con corcho que has visto recientemente en uno de esos puestos artesanales. ¿Los has tocado? ¿Has comprobado la resistencia? ¡Te vas a quedar de piedra!

Hasta aquí bien, pero ¿qué más cosas? Está de más decirte que todo lo que imagines.

Carpetas monísimas, recubiertos de botellas, cajas, estuches, maletines para ordenadores, pen drives, lanyards, carcasas…

Pocas cosas se le resisten al acompañante del alcornoque.

Además, ya para acabar, tengo que decir a nuestro favor que somos los segundos productores mundiales de corcho.

  • Sostenible.
  • Impermeable.
  • Pesa poco.
  • Elástico.
  • Fácil de manipular.
  • biodegradable.
  • Natural.
  • Aislante.
Corcho
Etiquetado en: