DE DÓNDE VIENE EL USO DEL BAMBÚ

Ponte en situación.

Imagínate.

Estás relajado, viendo un documental en el que aparece un oso panda feliz, con una dieta equilibrada. ¿Una dieta equilibrada? Eso es. Y esta consiste en bambú. Y entonces el locutor de turno va un poco más allá. Dice que los humanos también deberían introducir en su alimentación este manjar. Sé que no es lo que esperabas, pero lo cierto es que estoy aquí para descubrirte todo lo que el atractivo bambú puede hacer por ti.

Si nos remontamos un poco en el tiempo, y lo lógico es hacerlo, nos ponemos en la situación de una civilización que para resguardarse de los animales debía aislar su casa encima de los árboles. ¿Qué material puede ser tan robusto como para crear un hogar fuerte y seguro? Fue fácil encontrarlo. Esto nos lleva a que hace 5000 años, en China ya se usaba este sustento. Con el paso del tiempo, este empezó a servir desde papel hasta la ropa de las camas.

QUÉ ES Y QUÉ VENTAJAS POSEE

Seguro que la primera vez que escuchaste hablar del bambú, lo que menos imaginaste es que un día no muy lejano formaría parte de tu mundo cotidiano.

No es ningún disparate.

Esta planta gramínea -como el arroz o el trigo- con forma de caña esconde muchos entresijos, y el primero es que crece con mucha rapidez. Nos referimos a que en lugares de lluvia abundante puede llegar a crecer un metro al día. Además, algunos tipos de bambú pueden incluso alcanzar los 30 metros, aunque lo normal es rondar los diez.

Además, no hará falta volver a plantarla, ya que ella misma se regenera en los mismos lugares en los que estuvo plantada. Su dureza, propia del roble, hace que pueda llegar a los treinta metros en pocos meses. Posee la capacidad de absorber una gran cantidad de anhídrido carbónico, hecho que contribuye a disminuir el efecto invernadero a nivel mundial. Y, por si fuera poco, también es un recurso comestible, debido a su alto contenido en fibra. Ayuda a la formación de cartílagos, lo que aporta robustez a los huesos. Su contenido en silicio hace que sea fundamental para ayudar a los tejidos a mantener su fortaleza, ayudando al organismo a mantener la salubridad.

PARA QUÉ SIRVE

Al margen de todas las propiedades y plusvalías que tiene, al ser un recurso natural y ecológico, es el mejor sucedáneo del plástico, habiendo muchos creadores que han arriesgado en lanzar productos exclusivamente hechos con bambú.

Llegados a este punto, quizás no te sorprenda que incluso en Asia, de donde es oriundo, lo utilizan para tuberías o muebles, e incluso la creación de puentes. Algo a tener en cuenta es que en Europa y la Antártida son los únicos continentes donde no crece de forma natural.

Por supuesto, a la lista de cosas realizadas con bambú podemos añadir material de oficina, gafas, relojes, carbón vegetal o papel.

  • Versátil.
  • Duro
  • Sostenible
  • Resistente
  • Ligero
Bambú
Etiquetado en: